Cabecera personalizada

El blog de Mikel Niño
Emprendimiento digital, startups, Big Data Analytics y nuevos modelos de negocio

"Historia de dos emprendedores": el papel en la economía de los diferentes tipos de emprendimiento

Como comentábamos en esta entrada el ecosistema emprendedor está conformado por diversos perfiles de emprendedores, con diferentes motivaciones y objetivos en cada caso. El artículo de investigación titulado "A Tale of Two Entreprenenurs: Understanding Differences in the Types of Entrepreneurship in the Economy" publicado en mayo de 2013 por Bill Aulet y Fiona Murray, del centro Martin Trust para emprendimiento en el MIT, aborda esta diferenciación para analizar dos tipos principales de emprendimiento: el enfocado a la creación de PYMEs y el que tiene como objetivo la creación de lo que denominan "innovation-driven enterprises".

El artículo tiene como objetivo analizar y segmentar dos tipos principales de emprendimiento, para entender las características de cada caso y el papel que juegan dentro del desarrollo económico, lo que lleva a poder identificar diferentes estrategias de apoyo en cada caso. Como comentábamos el artículo distingue dos tipos principales:
  • El emprendimiento del tipo "pequeño negocio" (creación de PYMEs), que abastece principalmente a mercados locales con ideas de negocio de cierta tradición y con una ventaja competitiva hasta cierto punto limitada.
  • El emprendimiento de corte innovador (creación de "innovation-driven enterprises" -IDEs-) en el que se persiguen oportunidades de alcance más global y acercar al mercado innovaciones con ventaja competitiva y alto crecimiento potencial, y donde en principio encajaría el enfoque de startup.

Partiendo de este análisis los investigadores asumen que, a pesar de que su experiencia diaria les brinda una evidencia constante del emprendimiento del segundo tipo (IDEs), el primero también juega un papel a considerar en el desarrollo de una economía, y que las características de uno y otro tipo de emprendimiento (en términos de foco de mercado, competencias necesarias, evolución del rendimiento económico esperado a lo largo del tiempo, creación de puestos de trabajo...) ofrecen dos alternativas bien diferenciadas por las que una persona con impulso emprendedor puede optar en función de sus motivaciones, su tolerancia al riesgo, su situación personal-familiar, la visión futura que tiene para su negocio, etc.

El artículo concluye destacando que esta distinción es clave para un diseño correcto, por parte de los agentes institucionales, de las políticas de fomento y apoyo al emprendimiento. Dada la gran diferencia en las necesidades de uno y otro perfil, se aboga por crear estructuras claramente separadas para cada objetivo, donde se diseñen de manera especializada las políticas de, por ejemplo, formación para adquirir las competencias adecuadas, apoyo de mentores para la aceleración de negocios, incentivos fiscales, etc.

3 comentarios:

  1. Anónimo7/2/14 17:25

    No acabo de ver clara la relación entre el tema del post y la imagen utilizada para ilustrarlo: ¿Existe alguna analogía con la Revolución francesa como modelo de emprendimiento social? ¿Los dos perfiles de emprendedores tiene algo que ver con las personalidades de Carlos Darnay y Sidney Carton? ¿O con Londres y París? Lo que no quiero pensar es que al emprendedor le esté esperando Madame Guillotine...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, pues me temo que la ilustración tiene un alcance bastante más modesto, simplemente hacía referencia a cómo el título del artículo de investigación comentado parafrasea el de la obra de Dickens (que por cierto parece ser un recurso muy extendido y podemos encontrar artículos titulados "A Tale of Two..." referidos a startups de la automoción, buscadores y un largo etcétera). En todo caso no negaré que esa asociación entre la Revolución Francesa y el emprendimiento social daría para más de un interesante análisis...

      Eliminar
    2. Realmente, me parece que es un ejemplo muy válido de emprendimiento social: los pobres sansculottes, que no tenían ni para pan(talones), y menos aún para pasteles como les sugirió la Pompadour, decidieron emprender... emprender una revolución, tomar la Bastilla, cambiarlo todo, hasta los nombres de los meses, hacer frente a la coalición de las monarquías y proclamar una república!
      Napoleón como ejemplo de emprendedor dotado para el liderazgo pero no para la gestión de riesgos ("Mon General, creo que en la estepa rusa hace mucho frio...") tampoco tiene precio, obviamente....

      Eliminar