Cabecera personalizada

El blog de Mikel Niño
Emprendimiento digital, startups, Big Data Analytics y nuevos modelos de negocio

Claves para modelar la necesidad de negocio en un producto Big Data

Dentro de los diferentes aspectos clave a considerar y combinar para la creación de negocios en torno al Data Mining en general y al Big Data en particular, hemos destacado la necesidad de negocio como el elemento a partir del cuál comenzaremos a modelar la propuesta de valor y la caracterización de los clientes a los cuales irá dirigido ese producto o servicio. En esta entrada revisaré algunos detalles que considero clave para abordar ese modelado, de carácter crucial por constituir los fundamentos sobre los que se soporta el éxito o no de la propuesta.

Una de las constantes que se repite al analizar multitud de propuestas de negocio en torno a este contexto es el siguiente: su foco se centra en la facilitación de procesos de tomas de decisión dentro de la operación de un negocio concreto. Lo hemos podido ver desde las primeras aplicaciones de los modelos predictivos al análisis de datos de negocio, y también se repite en propuestas más recientes como la del concepto de Industrial Internet, donde podemos ver cómo el uso de la analítica avanzada y la "información inteligente" que proporciona se plantea como un activo al servicio de los responsables de toma de decisiones, en muchas ocasiones en tiempo real.

Esto nos permite identificar un primer foco interesante de reflexión, en torno a quiénes son esos responsables y cuáles de sus decisiones podrían verse facilitadas por un modelo predictivo construido sobre el análisis de datos potencialmente masivos. Dichos responsables de la decisión podrían ser internos a la organización, en cuyo caso estaríamos hablando de la mejora de procesos propios, pero también podríamos estar hablando de otro perfil de responsables, presentes en otras organizaciones (nuestro segmento cliente) a las cuales tengamos acceso y que dispongan de los activos (con especial atención a los datos o a la capacidad para conseguirlos) sobre los que construirles una propuesta rentable. Y recordemos que debemos medir esa rentabilidad con una visión a medio-largo plazo ya que, aunque la mejora que se esté proporcionando en una toma de decisión sea pequeña considerada de manera aislada, su repetición a lo largo de un proceso ininterrupmido donde haya que ejecutar esa toma de decisión de manera continuada le confiere una dimensión muy diferente (y mucho más interesante) a su rentabilidad.

Partiendo de esta primera identificación podremos hacernos una serie de preguntas clave que nos permitirán completar un primer modelado de la propuesta: qué papel ocuparía nuestro producto/servicio dentro de la operación de ese proceso de toma de decisión, cómo se integraría en él el resultado del modelo y de sus predicciones, quiénes son específicamente las personas a las que debería asistir, qué tipo de información esperan cuando deben tomar la decisión y cómo deben recibirla, ... Estas y otras cuestiones nos ayudarán a completar una primera definición de los elementos clave del modelo de negocio, sobre la que ir contrastando y revisando el resto de detalles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario