Cabecera personalizada

El blog de Mikel Niño
Emprendimiento digital, startups, Big Data Analytics y nuevos modelos de negocio

23+17

Como si se tratase de algún tipo de ejercicio cabalístico, la suma de los dos números primos que encabezan esta entrada explica la relevancia de la efeméride de hoy que, aunque no tenga la relevancia histórica de alguna otra que hoy también se conmemora, encierra mucho significado al menos en lo personal. Hace justamente 17 años me encontraba finalizando la carrera universitaria y curiosamente inmerso en varias de las líneas que hoy han recobrado tanta relevancia con el auge del Big Data y de la analítica predictiva.

Por una parte, mi trabajo en aquel entonces dentro del grupo de Sistemas Inteligentes (ISG) de la Facultad de Informática de San Sebastián me acercó al Aprendizaje Automático (Machine Learning), profundizando en técnicas como las Redes Bayesianas y los Algoritmos Genéticos. Es cuanto menos curioso ver cómo en varios de los cursos actuales sobre ciencia y análitica de datos se repasan técnicas y algoritmos con los que ya se trabajaba entonces. De hecho mi proyecto de fin de carrera se centraba en un caso de estudio aplicando técnicas de combinación de clasificadores (ensemble classifiers), colaborando también en aquel entonces en una publicación al respecto.

Inmediatamente después de concluir dicha colaboración, prácticamente sin solución de continuidad, comencé a trabajar dentro del grupo de Bases de Datos Interoperables (BDI) del mismo centro. Ya por aquel entonces el grupo se encontraba inmerso en muchos proyectos relacionados con el mundo de las ontologías y de la integración de fuentes de datos heterogéneas, algo que dentro de la eclosión del Big Data, las famosas 4V y el concepto de variedad de los datos no hace más que ganar atención y campos de aplicación.

Hoy, 17 años después, es curioso ver cómo se ha cerrado una especie de círculo. Echando la vista atrás, parece hasta casi lógico y natural que mi vuelta al mundo de la investigación académica haya sido para retomar varios de esos temas con los que ya trabajé entonces, sumándole eso sí la experiencia en diversos frentes profesionales obtenida durante todo este tiempo. Gracias a esa suma confío en poder extraer de esta revisita el máximo potencial posible, y que este recorrido por el Big Data y la analítica predictiva pueda generar resultados de gran valor práctico, algo que siempre redondea todo trabajo de investigación.

Como digo, en la suma está la clave. Y también en la que titula esta entrada, cuyo redondo resultado es hoy para mí motivo de celebración :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario