Cabecera personalizada

El blog de Mikel Niño
Emprendimiento digital, startups, Big Data Analytics y nuevos modelos de negocio

Crear una startup no es crear sólo un MVP

A menudo, al buscar metodologías para aumentar las probabilidades de éxito en el lanzamiento de una startup, corremos el riesgo de apegarnos demasiado a la literalidad del método y a centrarnos exclusivamente en las herramientas que nos propone. En el caso concreto de lean startup, esto nos podría llegar a pensar que basta con centrar nuestra tarea en un "Minimum Viable Product" (MVP) que vamos refinando sucesivamente. Sin embargo, es muy importante darnos cuenta de que esto es sólo parte del camino y que un negocio digital sostenible se compone de más cosas.

En esta línea me parece muy interesante la reflexión que plantean Justin Mares y Gabriel Weinberg al presentar su "Bullseye Framework", indicando que desde un principio el esfuerzo de la startup no sólo debe tener en cuenta el desarrollo de producto, sino también el refinado sucesivo de la elección de canales para optimizar la tracción de clientes. En dicho marco ellos proponen un reparto de 50%-50% entre el desarrollo de producto y la búsqueda de tracción, aunque creo que deberíamos tener en cuenta bastantes más componentes.

No olvidemos que, al fin y al cabo, el negocio digital también tiene una parte imprescindible de organización, en términos de los recursos y las personas que nos harán falta para llevar adelante el negocio de manera sostenible. Una vez que tenga validado mi MVP, ¿con qué equipo llevaré adelante la operación del negocio? ¿Qué recursos necesitaré para operarlo y dar soporte? ¿De qué deberé dotarme para resolver las cuestiones fiscales y legales? ¿Necesitaré unas oficinas fijas o organizaré un equipo que trabaja de manera distribuida? Son sólo algunos ejemplos de cuestiones, todas ellas tremendamente relevantes para el futuro éxito del negocio y que, al igual que se propone para la tracción, no deben de ser analizadas tras haber llegado al product-market fit, si no tendremos que trabajarlas con el alcance adecuado a esta etapa inicial, formulando y validando nuestras hipótesis al respecto.

De todas maneras, también es importante gestionar correctamente la prioridad y el reparto del esfuerzo que dedicamos a trabajar con detalle unos u otros elementos, en función de la etapa de desarrollo de la startup, y no caer en la tentación de trabajar desde el principio con todos ellos con el mismo detalle. Dicho de otro modo, como hemos comentado es importante no obviar aspectos relevantes del futuro negocio y no trabajarlos sólo al final del proceso, pero también es igual de importante enfocarnos con mayor detalle al principio en aquellos que son cruciales para, antes que nada, validar que hemos encontrado un problema que merece la pena ser resuelto para un cierto mercado (un segmento de clientes) y al cual podemos proponer una solución de interés (una propuesta de valor). En la medida en que tenemos una mínima certeza de que vamos por el buen camino en esa identificación de mercado-problema-solución, podremos ir incorporando progresivamente más tareas encaminadas a validar el resto de elementos clave para el futuro negocio.

[See here for the English version of this entry]

No hay comentarios:

Publicar un comentario